Blog

Consejos para mirar un eclipse de Sol sin dañar tu visión

26 de agosto de 2014    Consejos

Un eclipse de Sol es un fenómeno extraordinario que solo sucede en luna nueva (sol y luna en conjunción). Es un espectáculo interesante que suele ser visible en muchas partes del mundo y, como es natural, observar cómo sucede resulta muy atractivo. Pero hay que tener en cuenta que mirar el eclipse en sus fases previas y durante el eclipse (ya sea uno parcial, semiparcial o anular) sin la protección adecuada puede ser realmente nocivo para nuestros ojos; se puede acabar con ceguera parcial o completa.

Fases eclipse de sol

Los ojos son órganos muy delicados que no toleran exposiciones prolongadas de fuentes intensas de luz. Mirar al Sol directamente durante un mucho tiempo puede provocar quemaduras en la retina, donde el exceso de luz destruye las células que transforman la energía luminosa en señales eléctricas que se envían al cerebro.  De esta manera la persona queda ciega. Un ejemplo de ello son muchos científicos y astrónomos que han sufrido ceguera de diferente gravedad como consecuencia de sus estudios observando el  Sol, como Galileo. O como los adoradores del Sol de la India que, la mayoría, son ciegos parciales ya que mirar directamente al Sol forma parte de sus rituales.

Se sabe de la existencia de casos de ceguera debido a la observación directa del Sol desde los tiempos de Platón. Y Sócrates ya advertía del riesgo y recomendaba su observación a través de la reflexión del Sol en la superficie del agua. Hoy en día existe una multitud de medios por los que se puede observar un eclipse sin poner en peligro la salud visual. Por eso queremos darte algunos consejos para que puedas disfrutar de un eclipse de Sol sin problemas visuales.

Hay dos modos para observar el fenómeno sin arriesgar la vista de la persona que observa.

  • Un modo directo
  • y otro indirecto

Siendo este último el mejor modo de hacerlo. Y bajo ningún concepto debe usarse métodos caseros como mirar a través de una radiografía, negativos de películas o de un cristal ahumado. Éstos, a pesar de que atenúan la luz procedente del  Sol, no llegan a filtrar correctamente la radiación perjudicial que podría dañar la vista del observador.

Fases eclipse solar

Para mirar el eclipse Solar de un modo directo

Es imprescindible usar filtros solares como filtro Mylar o un filtro de cristal oscuro de soldador del nº 14 que puede proteger durante unos segundos. También es recomendable mirar a través de lentes especialmente diseñados y homologados como telescopios profesionales preparados para ello o incluso las gafas especialmente fabricadas para la observación de los eclipses.

Los procedimientos indirectos son los más seguros.

Consisten en mirar la proyección del eclipse sobre una superficie. Por ejemplo, mediante la utilización de dos cartulinas: la persona debe colocarse de espaldas al Sol. En la primera cartulina se realiza un agujero de un centímetro por el que pasará la luz proyectándose en la segunda cartulina colocada a unos tres palmos de distancia de la primera. Otro modo es hacer pasar la luz a través de unos binoculares tapando uno de los lentes y dejando que pase la luz por el que está abierto proyectándola sobre una superficie plana (en ningún caso mirar a través de ellos).

método seguro para ver un eclipse de sol

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Testimonios

conoce la opinión de nuestros pacientes.

Recibe nuestro newsletter

Descubre lo último de Quijada | Medicina Ocular

    últimos artículos

    Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Aceptar y continuar | Más información