Blog

¿Sabías que el embarazo puede afectar a la visión?

24 de junio de 2014    Deberías ver

El embarazo es una de las causas que pueden provocar un cambio en el sistema visual debido al desequilibrio en los niveles de las hormonas que se generan durante el proceso de gestación. 

Frecuentemente, los cambios hormonales producen variaciones en la visión. Por eso, también es posible que afecten a la visión la menopausia o las enfermedades autoinmunes. Se originan diversos problemas con distintos niveles de gravedad, que van desde el síndrome del ojo seco hasta los problemas en la órbita de los globos oculares.

Las hormonas son sustancias que segregan células especializadas localizadas en glándulas de secreción interna o glándulas endocrinas. Las hormonas son las encargadas de regular las funciones corporales importantes, entre ellas las relacionadas con la visión. Por ello, al haber un cambio hormonal, también puede haber un transformación en el sistema visual.

El cambio hormonal está presente a lo largo de la vida del ser humano. Por ejemplo, cuando el niño pasa a la adolescencia. En esta fase, donde el niño experimenta un rápido crecimiento gracias a las hormonas; sus ojos también se agrandan provocando, posiblemente, una miopía que suele estabilizarse al hacerlo las hormonas.  

Del mismo modo, una mujer puede advertir cambios en su visión debido a las hormonas que se segregan durante el embarazo.

Dentro de los problemas visuales que se producen debido al desequilibrio hormonal, se encuentra:

  • el síndrome del ojo seco
  • la irritación ocular
  • el lagrimeo
  • la progresión de la miopía
  • incluso, la intolerancia a las lentes de contacto.

Normalmente estas alteraciones son comunes, leves y suelen ser transitorias. Pero en casos de mujeres que antes del embarazo ya padecían miopías elevadas, los cambios sufridos durante la gestación pueden ser permanentes. Éstas también son más proclives a  tener desprendimiento de retina durante el parto.

Por eso es muy importante acudir al oftalmólogo para realizarse controles visuales periódicos.

Es habitual que, tanto para la graduación de la vista como para someterse a una cirugía láser para la corrección de defectos refractivos, uno de los requisitos que impiden  pasar por estos procesos sea estar embarazada. Y la razón es por el desequilibrio hormonal y sus efectos.  Lo aconsejable es consultar con el oftalmólogo y posponer la cirugía o la revisión para la graduación hasta que se finalice el embarazo y se estabilicen las hormonas.

 

 

 

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Testimonios

conoce la opinión de nuestros pacientes.

Recibe nuestro newsletter

Descubre lo último de Quijada | Medicina Ocular

    últimos artículos

    Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Aceptar y continuar | Más información