Blog

¿Qué son las luces que vemos cuando cerramos los ojos?

07 de octubre de 2014    Deberías ver

¿Alguna vez te has preguntado qué son las luces que vemos cuando cerramos los ojos, después de haber estado mirando imágenes en un entorno luminoso, o cuando nos frotamos los ojos? A este fenómeno entópico (sensaciones luminosas nacidas de la retina) se le ha denominado fosfeno.

 

En siglo XIX se definió el fosfeno (del griego phōs, luz, y phainein, brillar), como toda sensación luminosa desencadenada por estímulos diferentes a la luz, es decir, una sensación lumínica o manchas de luz brillante que aparecen en ausencia de estímulos visuales.

Los fosfenos

Se originan mediante estímulos mecánicos, eléctricos o magnéticos de la retina o de la corteza visual. Pueden durar unos segundos y aparecer de forma espontánea o provocarse de formas diversas. A estas ‘manchas de luz’ también se las conoce como ‘imágenes de persistencia retiniana’, ‘imágenes de remanencia’ o ‘postimágenes’.

Un ejemplo de fosfeno son las manchas lumínicas que aparecen tras frotarse los párpados con presión. La presión en el globo ocular activa mecánicamente la retina, la cual envía una información al cerebro. Allí es traducida como pequeñas lucecitas o destellos. Ocurre algo similar cuando la retina es estimulada mediante electricidad o al aplicar un campo magnético sobre el sistema visual (d’Arsonval, 1896).

Este comportamiento es natural en el ser humano y parecido a lo que le ocurre al resto de los sentidos, en los que no es necesario que el estímulo sea específico del órgano sensorial para recibir la sensación propia.

Por ejemplo podemos oír sonidos aunque nuestro oído no sea excitado a través de ondas acústicas y podremos percibir sensaciones gustativas si la lengua es sometida a la acción de la electricidad.

Los fosfenos fueron descubiertos por Lowënstein Borchard  en 1918. Vieron que después de la estimulación eléctrica del córtex visual aparecían los fosfenos. Más tarde, en 1950 el equipo de investigadores de Penfield confirmaron que, tras la estimulación eléctrica en ciertas partes del cerebro, se producían imágenes; corroboraron la aparición de los fosfenos.

La investigación sobre los fosfenos no terminó ahí. Se han buscado aplicaciones a estas manchas luminosas.

La Universidad de Utah, dirigidos por Dobelle estudiaron este fenómeno con el fin de conseguir una prótesis visual basada en señales eléctricas inyectadas mediante electrodos en el córtex visual para personas invidentes.

Existen diferentes tipos de fosfenos:

Pueden ser espontáneos, consecutivos tras un traumatismo o debidos a una compresión del ojo o a una excitación eléctrica de la retina. De esta manera los fosfenos pueden aparecer al mover bruscamente los globos oculares, después de haber permanecido mucho tiempo en la oscuridad o al presionar con los dedos los globos oculares.

En determinados estados patológicos los fosfenos también pueden producirse, como en el delirium tremens, en las migrañas oftálmicas o tras la ingesta de ciertas drogas alucinógenas.

Los fosfenos acentuados se asocian a ciertas condiciones como el desprendimiento de retina o la neuritis óptica, en la que se producen los fosfenos con los movimientos oculares.

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Testimonios

conoce la opinión de nuestros pacientes.

Recibe nuestro newsletter

Descubre lo último de Quijada | Medicina Ocular

    últimos artículos

    Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Aceptar y continuar | Más información