Blog

¿Qué es el síndrome del ojo seco?

24 de enero de 2020    Deberías ver

El síndrome del ojo seco, también conocido como Xeroftalmia o sequedad ocular, es una enfermedad de los ojos en la que hay una disminución de la función de las glándulas lagrimales, provocando una menor producción de lágrimas y la consiguiente falta de lubricación del ojo. Afecta aproximadamente a un 20 % de la población.

El síntoma principal es la sensación de tener un cuerpo extraño en los ojos, como arenilla. Son también frecuentes el escozor, el picor y el enrojecimiento, ojos cansados, incomodidad con lentes de contacto, sensibilidad a la luz, dolor en los ojos y lagrimeo.

Hay múltiples causas que pueden inducir el síndrome del ojo seco:

  • Deficiencia de vitamina A.
  • Reducción de parpadeo en una lectura prolongada.
  • Uso de lentes de contacto.
  • Algunos factores ambientales como el viento.
  • Sequedad ambiental, aires acondicionados, calefacciones,…
  • Enfermedades sistémicas.
  • Determinados fármacos.
  • Cambios hormonales en mujeres como el embarazo.
  • Consumo de anticonceptivos orales y la menopausia, etc.

síndrome del ojo seco

Aunque la causa más común es la disminución de secreción por edad ya que las células que generan las  lágrimas se van atrofiando con el envejecimiento.

Para quienes padecen sequedad ocular es recomendable que eviten corrientes de aire y ambientes con todo tipo de polución ambiental como gases y humos.

Tratamiento del síndrome del ojo seco

Existen diferentes tratamientos para la sequedad ocular dependiendo de la intensidad con la que se presente el síndrome, desde las lágrimas artificiales (soluciones acuosas que suelen contener suero salino fisiológico y agentes lubricantes y humectantes), hasta procedimientos quirúrgicos. En cualquier caso antes de aplicar cualquier tratamiento, el diagnóstico es imprescindible ya que se administrará uno u otro según la patología relacionada con la manifestación del síndrome del ojo seco.

 Una manera de prevenir el síndrome del ojo seco es realizar periódicamente controles oftalmológicos específicos. Una detección precoz son claves para la prevención y mejora del daño ocular.

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Testimonios

conoce la opinión de nuestros pacientes.

Recibe nuestro newsletter

Descubre lo último de Quijada | Medicina Ocular

últimos artículos