Blog

¿Cómo ayuda la vitamina A a la vista?

07 de mayo de 2019    Consejos

Alimentación y salud van de la mano. Por eso es importante prestar atención a lo que comemos. En esta ocasión veremos la influencia de la vitamina A en nuestra salud visual.

Vitamina A

La vitamina A (retinol o antixeroftálmica) ayuda al mantenimiento y desarrollo de diversos tejidos y mucosas. En el ámbito de la visión, esta vitamina, ayuda a prevenir problemas de retina: degeneración macular asociada a la edad (DMAE); de cristalino: cataratas o de córnea: xeroftalmia.

Además, junto con el caróteno, contribuye a mejorar la visión en entornos poco iluminados.

Déficit de vitamina A

Existen enfermedades asociadas directamente al déficit de vitamina A. En otras ocasiones, la ingesta insuficiente de ésta, aun no siendo la causa directa, aumenta el riesgo de padecerla.

  • Xeroftalmia: Sequedad y oscurecimiento de la córnea. Esta enfermedad está asociada directamente a la carestía de vitamina A en el organismo.
  • Cataratas: Consiste un oscurecimiento del cristalino, dificultando el paso de la luz. Una alimentación con la cantidad adecuada de retinol contribuye al retraso de su aparición.
  • Degeneración macular asociada a la edad (DMAE): Suele ocurrir a partir de los 50 años y perjudica seriamente la visión central. Con una ingesta adecuada de vitamina A podemos disminuir la probabilidad de padecerla. El consumo de esta vitamina debe realizarse de manera habitual.

Vitamina A

Exceso de vitamina A

A pesar de que la antixeroftálmica es necesaria para la salud visual, el abuso de la misma puede ser perjudicial. Su ingesta excesiva se conoce como hipervitaminosis A.

Entre las consecuencias de la hipervitaminosis A destacan el cansancio, la somnolencia o la irritabilidad. También aumento de la presión intracraneal, dolor de cabeza, nauseas y vómitos, descamación de la piel, uñas quebradizas, etc. Incluso puede perjudicar directamente a la vista, provocando visión borrosa.

Vitamina A

Dónde encontrar vitamina A

Aunque existen complementos alimenticios, en la mayoría de los casos, una dieta equilibrada aporta la dosis requerida de retinol.

Desde el servicio de nutrición de Clínica Moncayo recomiendan contemplar en la dieta «pescados azules y sus aceites, gambas, yema de huevo, queso cremoso, mantequilla y margarina.» Recuerdan que también se puede encontrar en «frutas, verduras frescas de color rojo o naranja.» Así como en «algunas verduras y hortalizas como la zanahorias, calabaza, tomates, col, espinacas, brécol, brócoli, pimiento rojo, lechuga,» etc.

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Testimonios

conoce la opinión de nuestros pacientes.

Recibe nuestro newsletter

Descubre lo último de Quijada | Medicina Ocular

últimos artículos